28/07/2021

Visita Grupo Yaiza

Independentistas, ‘comunes’ y PSC rechazan defender la neutralidad ideológica en los campus catalanes

Ricardo García Manrique (centro), profesor titular de Filosofía del Derecho de la UB, Isabel Fernández Alonso (izquierda), Profesora titular Departamento de Medios, Comunicación de la UAB, y Chantal Moll, profesora de Derecho de la UB, tras reunirse en 2019 con el Defensor el Pueblo para reclamarle que requiera a los rectores catalanes el cese de la instrumentalización nacionalista de las universidades públicas
Publicidad inicio noticia

El debate sobre la falta de neutralidad ideológica en los campus catalanes llegó al Parlament el pasado 13 de julio. El grupo parlamentario de VOX presentó ante la Comisión de Investigación y Universidades una propuesta de resolución con el fin de garantizar ese principio en las universidades públicas catalanas, aunque ni los grupos separatistas, ni ‘los comunes’, ni los socialistas catalanes lo apoyaron. La plataforma constitucionalista Universitaris per la Convivència (UpC), que integra a unos doscientos profesores, criticó la falta de consenso en la defensa de este «principio constitucional básico que durante años ha sido vulnerado por los rectores y demás órganos de gobierno de estos centros, tal como han confirmado varias sentencias judiciales que han condenado a la
Universidad de Barcelona
(UB), la Autónoma de Barcelona (UAB), la Pompeu Fabra (UPF) y la Oberta de Catalunya (UOC)».

La propuesta presentada por VOX se limitaba a reiterar el principio de neutralidad ideológica en los campus y a requerir su cumplimiento a los rectores y demás órganos de gobierno. Instaba, asimismo, a impulsar campañas informativas y protocolos de actuación al respecto.

Sin embargo, a excepción del propio VOX y de Ciudadanos (Cs), todos los demás grupos parlamentarios presentes (PSC, EnComú, CUP, Junts y ERC) votaron en contra de la propuesta con base en argumentos que, a juicio de UpC, «demuestran o bien la ignorancia de lo que supone el principio de neutralidad o bien una concepción errada del sentido de la institución universitaria y en particular de su autonomía». En este sentido, Universitaris per la Conviència recuerda a estos partidos que «el principio de neutralidad ideológica, al que están sujetas todas las instituciones públicas, requiere que ninguna de ellas asuma como propia una posición política partidista, sea mediante declaraciones de sus órganos de gobierno o representación, sea mediante la exhibición de símbolos de dicha naturaleza».

Les informa también de que ese principio constitucional «no entorpece la libertad de cátedra o, en general, la libertad de expresión de profesores y alumnos. Muy al contrario, lo que pretende es garantizar que tales libertades individuales puedan ser ejercidas por todos en igualdad de condiciones y sin coacción alguna por parte de la institución».

«El derecho fundamental a la autonomía universitaria establecido en la Constitución tiene como único fin garantizar la libertad académica de profesores y alumnos, preservando a la universidad de injerencias externas, pero también exigiendo que la universidad no imponga a sus integrantes credo ideológico alguno. Por eso, la neutralidad ideológica no se contrapone a la autonomía, sino que es una de sus condiciones necesarias», aclara la plataforma constitucionalista.

Asimismo, sostienen que «los profesores que los órganos de gobierno de las universidades no ostentan la representación política de sus integrantes, por la sencilla razón de que la universidad no es una institución política». Prueba de ello, explican, es que tales órganos «no son elegidos ‘democráticamente’ (de acuerdo con el principio de igualdad de valor de los votos) sino mediante un sistema corporativo de voto ponderado, que otorga mayor valor a unos votos que a otros. A la vez, los miembros de los diferentes órganos de gobierno de las universidades jamás concurren a las elecciones con un programa que recoja sus posicionamientos sobre política general por lo que carecen por completo de legitimidad para pronunciarse sobre la situación política de Cataluña en nombre de todos nosotros».

La plataforma critica el «autoritarismo en el comportamiento de los gestores de las universidades públicas catalanas cuando con reiteración se declaran partidarios de una determinada posición política, casualmente siempre coincidente con la del gobierno de Cataluña».

«La neutralidad ideológica, reiteramos, no es sino la garantía de que el espacio público universitario sea un espacio abierto a todos, en el cual toda crítica y toda reivindicación tengan cabida. Quienes están a favor de una universidad viva, participativa y dinámica, de una universidad libre, han de estar también a favor de su neutralidad institucional», añade UpC en su comunicado.

Por último, se pone a disposición de todos los grupos del Parlamento Catalán para darles a conocer su visión de la neutralidad y de la autonomía en la universidad y para transmitirles sus propuestas. Con este fin, solicitará, según avanza en el comunicado, una reunión con los representantes de cada uno de ellos.

Publicidad fin noticia

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad despues de comentarios

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/activida/public_html/wp-includes/functions.php on line 4979