21/10/2021

Visita Grupo Yaiza

Libertad para uno de los tres condenados por los atentados de Barcelona y Cambrils

El 22 de septiembre de 2017, agentes de la Guardia Civil detuvieron al joven marroquí Said Ben Iazza, por su supuesta relación con la célula yihadista de los atentados de Barcelona y Cambrils.
Publicidad inicio noticia

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dejado en libertad provisional al condenado a menor pena por los atentados de Barcelona y Cambrils, de agosto de 2017. Se trata de Said Ben Iazza, al que se impusieron ocho años de prisión por colaboración con la célula terrorista. El motivo de la excarcelación es que ha cumplido cuatro años en prisión provisional desde que fue arrestado y eso también supone la mitad de la pena fijada para él en la sentencia, que está recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

En un auto, al que ha tenido acceso este diario, el tribunal explica la doble circunstancia que se produce en su caso al cumplir cuatro años en prisión, límite previsto para la prisión preventiva con una sentencia que aún no es firme, ya que fue recurrida en casación tanto por los acusados como por las defensas. Los primeros, al entender que debió condenarse a los acusados por integración en la célula que cometió los atentados, y las defensas porque sostienen que ignoraban los planes de los autores de los atropellos.

Para evitar su fuga el tribunal, del que ha formado parte ya el exministro Juan Carlos Campo, que el viernes pasado se incorporó a la Audiencia Nacional, le ha impuesto una serie de medidas cautelares. Para asegurar su sujeción al procedimiento se le obliga a facilitar un domicilio en España y comunicar cualquier cambio de domicilio, así como que se le prohíbe salir del territorio nacional sin autorización judicial. Para ello se le ha retenido el pasaporte y se le prohíbe obtenerlo en caso de no tener o que se le caduque.

Ben Iazza fue condenado a ocho años de cárcel, por prestarles su documentación y la furgoneta de la carnicería de su tío en Vinaròs a los terroristas que cometieron los atropellos para trasladar los materiales con los que fabricaron los explosivos que saltaron por los aires en el chalet de Alcanar. El tribunal destacó en la sentencia que su relación con la célula es mayor que la que reconoce, pero decía que para condenarle no era necesario que supiera que las sustancias que transportaron eran para atentar.

Los otros dos condenados no serán puestos en libertad antes de que el Supremo revise la sentencia, porque sus condenas ascienden a 53 y 46 años de cárcel. Al que se impuso mayor pena fue a Mohamed Houli, superviviente del chalet de Alcanar. Driss Oukabir alquiló la furgoneta con la que se cometió el atropello de Las Ramblas. En total en ese y en el de Cambrils hubo 16 muertos y 140 heridos. Los autores materiales de los atentados fueron abatidos por los mossos esa noche o en los dias siguientes.

Publicidad fin noticia

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad despues de comentarios

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/activida/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107