23/01/2022

Visita Grupo Yaiza

Una red policriminal traía inmigrantes en patera y llevaba de vuelta a Orán fugitivos, droga y oro

Publicidad inicio noticia

Era la organización completa. Sofisticada y eficaz, funcionaba como una línea de transporte de personas y mercancías vía marítima. El punto de partida era Orán y el de llegada, Almería. Luego la ruta seguía hasta Alicante o Francia, a gusto del consumidor. Y se aprovechaba la vuelta. La misma patera que traía inmigrantes argelinos y marroquíes regresaba a Argelia cargada con pastillas, móviles y patinetes robados, oro, armas y delincuentes: prófugos de la Justicia que contrataban desde media Europa los servicios de la red para refugiarse en su país.

«En menos de tres horas te ponen una patera en la zona del Cabo de Gata, con grutas, rocas y escondrijos que utilizaban para ocultar droga, objetos robados de pequeño tamaño y mucho valor, oro y también armas, aunque estas no se han encontrado», explica el inspector Páez, jefe del Grupo XIV de la Brigada de Investigación de Redes de la UCRIF Central (Comisaría General de Extranjería y Fronteras).

Es uno de los responsables de la operación Voguel en la que la Policía Nacional junto a Europol ha detenido a 24 individuos especializadísimos y multicriminales.

El entramado lo formaban dos organizaciones criminales bajo el mando de cuatro jefes y con una coordinación impecable. Estaban asentadas en la provincia de Alicante, aunque actuaban también en otras, entre ellas Almería y países como Francia. Ambas seguían el mismo método. Empleaban cuatro grupos de trabajo, cada uno con funciones y tareas perfectamente diversificadas y repartidas. En connivencia con redes asentadas en Argelia, utilizaban embarcaciones de diferentes tamaños para garantizar la entrada ilegal de inmigrantes a través del litoral almeriense.

El primer grupo era el de los jefes, que organizaba y repartía tareas. El segundo, el de los transportistas, se encargaba de recoger a los migrantes a su llegada en patera, los trasladaba a los pisos de seguridad en Alicante y de ahí a otras ciudades españolas o a Francia. El tercer escalón se ocupaba de controlar y ocultar a los inmigrantes durante el tiempo que permanecían en los cuatro pisos de seguridad de Alicante y ahí les proporcionaban lo que necesitaran: manutención, drogas o móviles. Los agentes detectaron a un cuarto grupo integrado por «cambistas» que financiaban las necesidades económicas de los recién llegados para que pudieran pagar a los traficantes de personas. Esta dinámica se realizaba a través del sistema subrepticio de transferencia de dinero «Hawala», basado en la confianza entre partes y consistente en el intercambio de divisas sin que se produzca un movimiento físico de dinero.

«Necesito llegar a Orán. Me han dicho que me puedes ayudar». Los investigadores durante los más de siete meses que han estado tras los pasos de la organización escuchaban cómo argelinos que vivían en Italia o Francia contactaban con los cabecillas para que los sacaran sin pasar por controles fronterizos de Europa.
Los recogían en Francia y desde ahí pasaban por Alicante y Almería donde embarcaban en la patera de vuelta.
El perfil: delincuentes con causas pendientes con la Justicia de todo tipo, prófugos, desde traficantes a posibles terroristas repartidos por Europa. Esa era también la ruta que se utilizaba para que volvieran a Argelia los pilotos de las lanchas que se veían obligados a pasar una temporada en España por alguna incidencia en la travesía.

Esta red empleaba el método «lanzadera» para pasar la frontera entre España y Francia. Un coche circulaba delante del que conduce a los inmigrantes para alertar si hay policías y garantizar así el traslado. Era una organización policriminal que se estaba haciendo millonaria. Los costes dan fe: de Argelia a Almería hasta 5.000 € por persona; de Almería a Alicante entre 200 y 600€ y de esta ciudad a Francia entre 700 y 1.000 €.

Se les acusa de traficar con más de 250 víctimas, aunque se calcula que puede haber muchas más. En los últimos meses han hecho 54 viajes de ida y vuelta, apoyando a las redes argelinas de tráfico de seres humanos a través de la ruta Orán-Almería.

Otra de sus actividades, como se ha dicho, era el tráfico de drogas y el de objetos robados. Introducían en Argelia en esas lanchas éxtasis y benzodiacepinas, que alcanzan allí un precio cinco veces superior al de España. Esos opiáceos mezclados con hachís, lo que se conoce como ‘karkubi’, es una de los psicotrópicos más consumidos en algunos países africanos.

Se habían especializado además en dispositivos electrónicos: teléfonos o tabletas, joyas, oro, patinetes o relojes. Una parte del grupo las robaba en playas de Alicante y especialistas en desactivación de localizadores y rastreadores las dejaban impolutas para cargarlas luego hacia Orán donde se vendían a precio de oro.

La investigación, que acabó con 22 detenidos en Alicante, uno en Almería y otro en Jaén, tiene su origen en otra operación policial en la que se desmanteló una red con células asentadas en Murcia, Alicante y Almería. La mayoría tiene antecedentes, algunos más de veinte por todo tipo de delitos. Llevan muchos años en España, tienen familias e hijos y algunos cobran subsidios.

Se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra la salud pública y receptación. Además, los agentes realizaron nueve diligencias de entrada y registro en Alicante y cuatro inspecciones en diferentes establecimientos comerciales de esta misma ciudad.

En total se intervinieron más de 40.000 euros en efectivo -tanto en divisa nacional como en dinares argelinos-, cuatro vehículos, tres kilos y medio de éxtasis de la sustancia llamado «tusi» o coloquialmente «cocaína rosa», 56 gramos de fenciclidina y 710 cajetillas de tabaco de contrabando. Asimismo se localizaron numerosos efectos sustraídos tales como 61 terminales móviles, tres bicicletas de competición, patinetes eléctricos, varios dispositivos electrónicos, diversos documentos de identidad de terceras personas, tarjetas bancarias y numerosa documentación vinculada con la investigación.

Publicidad fin noticia

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad despues de comentarios

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/activida/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107